Páginas vistas en el último mes

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Timonel de la liberación a través de la educación











                                                                        Hace setenta y seis años, nació un hombre que aportaría más de cincuenta años al fortalecimiento y profundización del concepto y práctica de liberación a través de la educación, iniciado/impulsado, desde 1935,  por Octavio Méndez Pereira desde el nacimiento de la Universidad de Panamá.

Gustavo García de Paredes, ha ejercido como administrativo y docente en la Primera Casa de Estudios Superiores. Y, como rector: de 1994 a 1997, de 1997 al 2000, del 2003 al 2006, del 2006 al 2011 y desde octubre de 2011 al 2016. El 52% de la infraestructura actual se hizo realidad bajo administración suya.       

En conversatorio con un nutrido grupo de docentes y administrativos, en ocasión de su onomástico, García de Paredes indicó que ha ejercido funciones como ministro de Estado, embajador, Gerente de la Zona Libre de Colón, Presidente de la Junta Directiva de la Autoridad de la Región Interoceánica, pero que la más agradable y entrañable experiencia, guarda relación con sus vivencia al servicio de esta institución. Que, luego de esas responsabilidades y actividades, no tiene empresa ni negocio personal, pero atesora el aprecio de amigos y colaboradores universitarios.

Se refirió con preocupación a las distintas formas como es atacada la universidad. La variedad de fórmulas con las que se quiere desconocer, neutralizar, disminuir y -de ser posible/permitido- abrogar su autonomía.

Lamentó que algunos integrantes de nuestra comunicad universitaria, en lugar de resolver las diferencias con argumentos contundentes y de peso, recurren a métodos que no están a la altura universitaria. Que por atacar al que  consideran su adversario, empañan la reputación de nuestra institución.

Manifestó que es necesario que los universitarios estemos unidos, para mantener, fortalecer, desarrollar y modernizar a nuestra universidad, para que siga siendo la esperanza cierta de los sectores menos favorecidos de la población panameña.

Dio ejemplos en los que se hace constar que la Universidad de Panamá no sólo brinda oportunidades y apoyo a los estudiantes.  Consciente de su responsabilidad social, se está dando acceso a los productores nacionales de fórmulas y productos convenientes para ellos y para el país (seguridad alimentaria).        

Expresó que los hijos de Panamá deben seguir contando con servicios (seguros, imparciales, con base científica) que brinda  esta Primera Casa de Estudios Superiores a favor de la salud y la vida de los  habitantes de nuestro país. Hacía referencia, al Instituto Especializado de Análisis, la Facultad de Ciencias Agropecuarias, las  Estaciones Sismológica y Meteorológica de esta institución…     

Subrayó que el principal bien es el recurso humano (universitario y extra universitario). Destacó la importancia de propiciar paz y bienestar a la gente. Manifestó que esto es posible manteniendo/promoviendo el buen trato y el respeto mutuo en todas las relaciones (con usuarios, alumnos; entre compañeros de labores, subalternos y autoridades).


Escuchar, atender y tratar de entender a nuestros semejantes. Ponernos -mental y figurativamente-  en el lugar o en las circunstancias en que se encuentra la otra persona. Tomar su problema y su necesidad como si fuera nuestro. Procurar brindar ayuda dentro de la legalidad y las normas.    Redacción y foto Ángel Molina