Páginas vistas en el último mes

viernes, 20 de marzo de 2015

Aclaración Pública



 La Universidad de Panamá se dirige al País Con la intención de contribuir a la búsqueda de la verdad en un ambiente ensombrecido por una campaña de desinformación que pretende disminuir la imagen de la institución universitaria, la Universidad de Panamá hace públicas algunas aclaraciones al hecho de que las autoridades universitarias han despedido de su cátedra, de manera arbitraria e ilegal, sin que se cumpla el debido proceso, al Doctor Miguel Antonio Bernal Villalaz.  Nos remitimos a los hechos:

A.    Antecedentes:  Los 40 años de ejercicio de la cátedra del Dr. Bernal no han sido impecables. Siempre han  estado presentes los conflictos con  las autoridades, Decanos, Directores de Escuelas, Profesores, Estudiantes y Funcionarios Administrativos, por  su reiterada conducta de irrespeto e incumplimiento de sus deberes como profesor.  

Algunas  pruebas son las siguientes:

1-     El 3 de abril de 1985 fue sancionado por la Dirección de Recursos Humanos con descuento por ausencias Injustificadas.

2-     Resolución N° 2 de 8 de enero de 1993, del ex-Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, que impone amonestación por reiterados incumplimientos a la docencia.

3-     Resolución N° 4 de 11 de enero de 1993 del entonces Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, que impone amonestación por reiteración de irrespeto, amenazas y palabras obscenas.

4-     Resolución N° VA-DEP-2014-19 de 3 de julio de 2014 del Rector de la Universidad de Panamá, mediante la cual se sanciona al profesor Bernal Villalaz con amonestación escrita por la entrega tardía del Informe de Rendimiento por Resultados.

B.    Génesis del proceso disciplinario: En febrero de 2004, el Consejo Académico remitió a la Comisión de Disciplina el expediente con las pruebas sobre las declaraciones vertidas en los medios por el Dr.  Bernal, en contra de la Universidad,  del Consejo Académico,  de la figura del Rector, de las demás  autoridades, colegas y funcionarios administrativos, para que se realizaran las investigaciones pertinentes.

Como pruebas se recibieron los resúmenes de transcripciones de Programas Radiales de las fechas: 2 de febrero de 2004, 5 de febrero de 2004, 6 de febrero de 2004 y 9 de febrero de 2004.

C.    Citaciones: La Comisión citó al Dr. Bernal en dos ocasiones, en el mes de abril 2004, para que presentara su versión de los hechos imputados e hiciera sus descargos. Pese a que fue notificado en las dos ocasiones, no acudió a ninguna. 

D.    Acciones del Dr. Bernal: En lugar de atender las citaciones, el Dr. Bernal  optó por:

1-     Presentar un incidente de Recusación contra los miembros comisionados del Consejo Académico.  Este Incidente fue rechazado  con fundamento en el  Reglamento Interno del Consejo Académico y la Ley 38 de 31 de julio de 2000. 

2-     Presentó Advertencia de Inconstitucionalidad, ante la Corte Suprema de Justicia, la cual fue fallada, cinco años después (2009).  En las páginas 9 y 10 del fallo se precisa: “las autoridades universitarias cumplieron con el debido proceso y se le dieron todas la garantías que el proceso administrativo universitario tiene establecido en su  legislación “.

3-     Como el fallo de la Corte le fue adverso, el Prof. Bernal solicitó Aclaración de Sentencia, la cual fue fallada, cinco años después (agosto de 2014).  En el fallo se afirma que “La solicitud del recurrente carece de fundamento, pues no existe ambigüedad alguna en la parte resolutiva de la Sentencia, cuya aclaración se solicita, por lo que falla la Corte rechazando de plano dicha solicitud de aclaración”.


E.    Continuación del Proceso: Por estas  razones, no fue hasta febrero de 2015 que la Comisión de Disciplina retomó el caso y después de revisar y analizar las evidencias contenidas en el expediente, comprueba que en efecto, las declaraciones vertidas en los medios de comunicación por el Profesor Miguel Antonio Bernal quedan tipificadas como faltas administrativas graves.

Según la Comisión, las pruebas más relevantes que contiene el expediente fueron las declaraciones vertidas en los medios por el profesor Bernal.  Se citan algunas de ellas  (el subrayado es nuestro):


Programa Alternativa,  2 de febrero de 2004,  Radio Exitosa:
“No soporta la situación que se viene dando por un farsante como el Señor Gustavo García de Paredes por el cual votaron un montón de docentes de mi Facultad que tienen la mente adocenada”.

Programa Alternativa,  6 de febrero de 2004,  Radio Exitosa:
“ASEUPA  la maneja el Rector y le financia actividades  contrarias a lo que debe ser…”

Programa Alternativa,  9 de febrero de 2004,  Radio Exitosa:
 “hay profesores que, con la venia del Rector, van a la Universidad a leer folletos de 1937, hay profesores que tienen miedo porque la rectoría los ha amenazado…”

Programa Alternativa,  2 de marzo de 2004,  Radio Exitosa:
 “el Rector de la Universidad de Panamá está molesto con Alternativa porque nosotros decimos la verdad de la porquería que se está dando en la Universidad de Panamá”,

Programa Alternativa,  marzo de 2004,  Radio Exitosa:
“la Institución está moribunda, producto de las politiquería y del manejo anticientífico que le dan las autoridades de turno, las de ayer y las de hoy”.

Programa Alternativa,  24 de marzo de 2004,  Radio Exitosa:
” Aquí se está persiguiendo una opinión, es lo mismo que está haciendo el Rector de la Universidad de Panamá cuando abre un Consejo Disciplinario a este servidor porque disiente de la manera como él [el Rector] está atacando a los profesores, porque denuncié sus prácticas corruptas en la Universidad de Panamá”.

Programa Alternativa,  31 de marzo de 2004,  Radio Exitosa:
 “Hay corrupción en la Universidad y el Rector es uno de los responsables principales de la corrupción”.
 “A mí para callarme tienen que mandarme a matar; manda a alguien a matarme, García de Paredes”.
“La Universidad de Panamá está llena de Profesores miedosos, cobardes y sin dignidad que se dejan pisotear sus derechos”.

Programa Alternativa,  12 de abril de 2004,  Radio Exitosa:
 “lo único en contra que tiene el Rector es que es lamebotas… que el Rector enseñe la lengua”.

Programa Alternativa,  13 y 15 de abril de 2004,  Radio Exitosa:
 “Que en  la Universidad de Panamá mandan los varilleros”

“el Rector de la Universidad de Panamá usa los varilleros que tiene para cuidar sus intereses”.
       
Estos planteamientos irrespetuosos, calumniosos, degradantes e irresponsables que llevaron a someter al Dr. Miguel Antonio Bernal a ser procesado disciplinariamente, se han mantenido hasta estas fechas.  Como ejemplo se citan declaraciones muy recientes del Profesor Miguel Antonio Bernal:

Noticiero Matutino Telemetro Reporta, 23 de febrero 2015:
“Le voy a decir algo, Guardia Jaén es tachuela frente a ….lo que hay en la Universidad y por decir, el miércoles tiene planeado García de Paredes y sus adláteres mi expulsión definitiva de la Universidad; yo quiero que se atreva a hacerlo, yo sé que él cuenta con el apoyo de la Corte, del Legislativo, del Judicial, no me importa, pero él no va a poder hacerme cambiar, de denominar que él ha destruido la esperanza de la Educación Superior de este País y que el día que se levante la alfombra y se vea toda la corrupción que hay en la Universidad, este País se va a ir a pique de la vergüenza,…”

Programa Habla Ahora,  Telemetro Radio, 24 de febrero de 2015:

“Mira este señor Justo Medrano  [Vicerrector Académico] …esta mañana emitió un concepto injurioso y calumnioso sobre mi persona, en la medida que me presentó como una persona que hubiese cometido algún delito o falta, cosa que no es verdad, puesto que el supuesto proceso disciplinario que a mí se me había abierto  en el año 2000, jamás llegó a su cristalización, jamás existió como tal… hoy casualmente a las 10 de la mañana se va a llevar una reunión clandestina en la Facultad de Ciencias con una nueva Comisión de Disciplina, la cual está comandada por el verdugo de la libertad de expresión durante la Dictadura Militar, un sujeto de nombre Rafael Bolívar Ayala y uno de los adeptos genuflexo a Gustavo García de Paredes de nombre Luis Alberto Palacios,… ellos jamás han podido hacer,  jamás han tenido conocimiento de nada,  contra mí no existe ningún proceso verbal ni escrito…lo que están haciendo es una vulgar arbitrariedad…”

“…profesores allegados al Rector que llegan en estado etílico a dar clases, que cambian notas por sexo a las estudiantes, apadrinados por el Señor Rector”

“Una de las cosas que hace el Rector, es que cada vez que nombran a un magistrado, y eso no lo sabe el público, yo reto a los Magistrados de la Corte a que me refuten.  Él  los llama y les dice: si usted tiene algún pariente que quiera que lo nombren aquí, administrativo o académico, hágamelo saber”

“yo no soy narcotraficante como muchos que él tiene a su lado, yo no soy un ladrón como muchos que él tiene allí como profesores y administrativos”

 “Los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia dicen al unísono sáquenlo, ¿por qué?  Porque todos tienen vínculos que ocultar y si van a la Asamblea creo que habrá uno o dos Diputados, tal vez estoy exagerando, todos están de acuerdo con lo que hace Gustavo.  El resto?”

“El Rector García de Paredes y su combo son unos ladrones y son impostores del templo de la Educación”.

“El 99% de los profesores son un cardumen de mediocres”

F.     Recomendación: Una vez cumplido cabalmente el examen del expediente, la comisión constató que las conductas desplegadas de manera continuada por el Dr. Bernal, conllevan a la recomendación al Consejo Académico de suspender del cargo sin derecho a sueldo por cinco (5) años, al Dr. Miguel Antonio Bernal Villalaz como profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá.

A pesar de que la Comisión consideró como graves la reiterada conducta del Dr. Bernal y la existencia de sanciones disciplinarias impuestas anteriormente, optó por recomendar  la suspensión, en vez de un despido definitivo,  atendiendo  a algunas circunstancias que permite el Artículo 346 del Estatuto Universitario.

G.    Reflexión final: Es pública, notoriamente reiterada y muy extensa la cadena de infundios, insultos y vejámenes, que a lo largo de varias décadas ha vertido  Miguel Antonio Bernal contra la Universidad, todo ello sin aportar una sola prueba de sus calumniosas y temerarias acusaciones.  Nos preguntamos, panameños ¿Tiene o no la Universidad de Panamá y sus Órganos de Gobierno el deber y la obligación de sancionar ejemplarmente tanta irresponsabilidad  y ese constante afán de hacer daño?


Ciudad Universitaria Octavio Méndez Pereira, 16 de marzo de 2015.