Páginas vistas en el último mes

martes, 19 de mayo de 2015

Afrodescendientes por un mundo de sincera igualdad y genuinamente humano.














                                                                        El Consejo Académico de la Universidad de Panamá (UP), confirió a Clemente Garnes la Medalla Armando Fortune, por consagrar su vida, preocupaciones y talentos, en la atención de los niños más humildes de la Provincia de Colón; por ser incansable promotor del rescate, cultivo y preservación de las tradiciones, valores y cultura de los afrodescendientes, así como de la conservación de su identidad y la visibilización de sus aportes al desarrollo de la nación panameña.












                                                                        “Hacer entrega, una vez más de la Medalla al Mérito ‘Armando Fortune’, es distinguir al honrado con ella, el doctor Clemente Garnes y así mismo homenajear siempre al destacado economista, educador, escritor y periodista Armando Fortune, orgullo de la etnia negra panameña” expresó Gustavo García de Paredes, rector de esta Primera Casa de Estudios Superiores en el mencionado  solemne acto.

Añadió que en esta ocasión tenía el placer de condecorar a un médico pediatra que ha ejercido toda su actividad profesional en la Provincia de Colón  por más de 50 años, con amor y devoción.

Eldis Barnes, Vicerrector de Asuntos Estudiantiles de la UP indicó que este homenaje transcurre en el marco del Decenio Internacional de los Afrodescendientes (aprobado por la ONU) adoptado bajo el lema “Afrodescendientes: reconocimiento, justicia y desarrollo”.

Aunque se han hecho innumerables esfuerzos en casi todos los países para poner fin a las intolerancias, el racismo, la xenofobia y las discriminaciones, queda mucho por hacer para lograr ese objetivo, agregó Barnes.











                                                                        Sigue persistiendo una discriminación estructural…que se expresa…en sus accesos al empleo, a la calidad de la educación, a su atención por los servicios sanitarios, en sistema judicial y en la representación mayoritaria que puebla nuestras cárceles.

Manifestó que “los afrodescendientes estamos muy lejos de haber sido doblegados o vencidos por el odio racial o la esclavitud más ignominiosa. Hemos logrado conservar la vigorosidad y la pujanza de nuestra cultura, la fortaleza y vitalidad de nuestra identidad, el carácter indomable de nuestra estirpe”.

“Aspiramos a que la Semana de Homenaje a los Afrodescendientes…sea el espacio propicio para reflexionar, profundamente, sobre esos cuatro siglos de tragedia humana que significaron la esclavitud, para reconocer que aún debemos develar todo el aporte y contribución de la etnia negra al desarrollo nacional. Para decidirnos a condenar  y luchar contra toda forma de discriminación, intolerancia y racismo…” 











                                                                        Se presentó la agrupación musical “G-Harmony” con interpretaciones que contagiaban de alegría y compartían inmejorables mensajes: la exhortación a cifrar nuestras esperanzas en Cristo.

Estudiantes, docentes, administrativos y autoridades de la UP, integrantes de  organizaciones afrodescendientes y público en general, ocuparon, casi en su totalidad, el espacio del Paraninfo, contagiándose, respaldando y alentando esa alegría de vivir y de soñar, con un mundo de sincera igualdad y genuinamente humano.   Redacción Ángel Molina / fotos Jordana Cortéz