Páginas vistas en el último mes

miércoles, 1 de julio de 2015

“Mar para los pueblos, mar para Bolivia”



“Mientras Bolivia exista como nación no cesará en su objetivo de tener un puerto propio y soberano con acceso al Océano Pacífico”, acotó el expresidente del país suramericano, Carlos D. Mesa, en una conferencia magistral  verificada en la Facultad de Administración Pública de la Universidad de Panamá.

La actividad organizada por la Asociación de Estudiantes de Relaciones Internacionales (AERI) y la agrupación “Conciencia Colectiva”, en colaboración con la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia, se realizó el pasado lunes 29 de mayo.

Con el tema “La demanda marítima de Bolivia”, estudiantes, docentes y miembros del cuerpo diplomático pudieron conocer los antecedentes históricos de la demanda actual que mantiene el Estado boliviano sobre Chile por su legítimo derecho de acceso al mar.



Historia
La problemática en torno a la necesidad de que Bolivia posea salida al mar, se remonta a los incidentes acaecidos en la Guerra del Pacífico entre los años 1879 y 1883. La falta de definición de límites claros entre Bolivia y Chile a lo largo del desierto de Atacama fue un problema que generó una serie de disputas entre ambos países desde la formación de éstos. 

Luego de varios enfrentamientos armados entre ambas naciones, el 20 de octubre de 1904 representantes de ambos gobiernos –chileno y boliviano- firman un Tratado de Paz y Amistad. El mismo establecía en uno de sus puntos que Bolivia cede a perpetuidad los 120 mil kilómetros cuadrados de costa y los 400 kilómetros lineales. Por su parte, Chile se comprometió a otorgarle a Bolivia libre tránsito por los puertos chilenos, una compensación económica y la construcción de un ferrocarril.

“La firma del Tratado de 1904 en el que se acordó ceder la totalidad del territorio que había sido arrebatado militarmente por Chile, no cerró los temas pendientes entre ambos países. Prueba de ello es que a partir de 1910, nuestro Ministro de Relaciones Exteriores, Daniel Sánchez Bustamente, establece una política de reivindicación de la pérdida y mutilación de nuestro acceso soberano al mar. “, explicó el otrora presidente boliviano quien también es el representante internacional de Bolivia para la causa marítima.



En sus distintos mandatos, el presidente Evo Morales, intentó iniciar conversaciones para negociar la salida al mar de su nación. Sin embargo, la actitud del gobierno chileno (de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera) fue la de recurrir a la dilación.

Esto llevó al gobierno de Morales a presentar en el año 2013 una demanda ante la Corte Internacional de Justicia para que dicha instancia declare que Chile debe sentarse a negociar una salida al mar para Bolivia.

Marco jurídico
Bolivia basa su demanda jurídica en un concepto del derecho internacional existente que ha sido tratado en casos anteriores por la propia Corte Internacional de Justicia. Esa figura legal es llamada “actos unilaterales de un Estado”, que es el compromiso que hace un Estado o país con otro, para llevar a cabo una acción. Ese compromiso debe ser honrado y en caso de incumplimiento es jurídicamente exigible.

Desde 1920 a 1983, en siete oportunidades, presidentes, ministros de relaciones exteriores y embajadores de Chile, se comprometieron a hacer algo con relación al tema de un acceso soberano al mar.

“Bolivia no está demandando a Chile por el Tratado de 1904. Bolivia está demandando a Chile por los actos unilaterales que a partir de 1920  hizo con nuestro país”, destacó el expresidente Carlos D. Mesa.



El Estado boliviano solicitó en su demanda ante la Corte Internacional de Justicia, que esta instancia declare que Chile tiene la obligación de negociar con Bolivia para otorgarle un acceso soberano al mar.


“Para nosotros es incompresible que esto que es tan evidente y se cae de su peso, tenga que resolverse por la vía de la Corte Internacional de Justicia. Lo hacemos porque es el único camino posible para convencer al Estado chileno del derecho histórico y jurídico de Bolivia sobre su salida al mar”, manifestó el representante boliviano ante la causa marítima. 


Redacción y fotografía: Ivonne M. Rodríguez