Páginas vistas en el último mes

martes, 15 de septiembre de 2015

Mauricio Moreno: premio a la excelencia Rubén Darío 2015



 

La sencillez y la determinación son los adjetivos que mejor podrían describir la personalidad del estudiante del Centro Regional Universitario de Colón, Mauricio Moreno, quien con una mezcla de entusiasmo y compromiso, en representación de la Universidad de Panamá (UP), recibió el pasado 10 de septiembre el reconocimiento más importante de la región centroamericana y caribeña: el Premio Rubén Darío a la Excelencia Académica.

¿Cuáles eran tus metas y expectativas al ingresar a la carrera de Banca y Finanzas en la Universidad de Panamá?
Mi meta siempre ha sido la superación personal. Nunca me comparo con los demás ni trato de ser mejor que otros, solo persigo superarme a mí mismo porque estoy convencido que mediante el estudio es que uno puede salir adelante.

Antes, ¿tenías idea que esta premiación existía?
No tenía idea de la premiación. Cuando el profesor me informó que darían un reconocimiento a la excelencia y que se trataba de los premios Rubén Darío yo no lo creía. Ahora entiendo que allí se reúnen los 20 mejores estudiantes de las universidades públicas de todo Centroamérica y el Caribe.

¿Cómo te sentiste al enterarte que habías sido escogido para este premio por parte de la UP?
Me sentí un poco incrédulo. Con el paso de los días y conversando con otras personas entendí que debía darle gracias a Dios por esa recompensa al sacrificio que uno hace durante años. Es decir, estamos cosechando lo que hemos sembrado.

¿Qué significa para ti este premio?
Este premio me marca de una manera significativa porque puedo ver que nuestro esfuerzo es recompensado y siento más ánimo de seguir empeñándome en ser mejor.

¿Qué mensaje les darías a otros estudiantes para motivarlos a buscar la excelencia académica?
Yo les recordaría que en esta vida todo tiene una recompensa. Los exhorto a la superación individual, sin competir con los que están a su alrededor. Se trata de dar el cien por ciento en todo lo que se emprenda. Debemos aprender también a sacrificar algunos minutos de nuestra vida cotidiana para invertirlos en el estudio y la preparación académica.

Yo finalmente les hago un llamado a mis compañeros estudiantes para que busquen hacer cosas que realmente les apasionen. No escojan una carrera por complacer a sus padres sino persigan un sueño que los inspire a diario. 





Redacción: Ivonne M. Rodríguez
Fotografía: Cortesía de Bienestar Estudiantil - VAE