Páginas vistas en el último mes

jueves, 15 de octubre de 2015

Hablando de cuentas

 (Redacción Ángel Molina/ fotos Angelli Vallarino)  Estudiantes de cuarto año de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, organizaron una actividad de interés vinculante para el Curso de Práctica Forense: una conferencia acerca del Tribunal de Cuentas (TC).

Los mencionados educandos lograron que sus compañeros de estudios pudiesen escuchar y conocer, de voz de Alberto Cigarruista Cortéz, Magistrado Presidente  de esta jurisdicción de cuentas, cuál es la misión a cuyo implemento y cumplimiento está llamada.












                                                                        El abogado compartió que el TC fue creado mediante la Ley 67 de 2008. El mismo es de única instancia, independientemente en lo funcional, en lo administrativo, y en lo presupuestario con jurisdicción  y competencia en todo el territorio nacional. Éste debe juzgar las cuentas de los agentes y empleados de manejo, cuando surjan reparos de estas por razón de supuestas irregularidades.

Cigarruista Cortéz señaló que, poco a poco,  en Panamá van cambiando algunas cosas para bien. Casos y anomalías que se pasaban por alto, son objeto de la atención.
Con el surgimiento de este tribunal  se enseria y eleva al nivel pertinente y adecuado, la protección y defensa de la hacienda pública; la custodia de los bienes patrimoniales de esta nación.

Ante indicios de que una institución ha sido objeto de lesión patrimonial, la Contraloría General de la Nación lleva a cabo la investigación del caso, y hace entrega de los resultados de ésta al referido tribunal.                                                                                             














                                       






                                                                        



El magistrado explicó que no sólo es castigable el hecho de haber delinquido, sino que quien actuó con descuido dando lugar a la comisión del delito, obligatoriamente hace mérito para ser castigado. En cada caso, nunca se debe desconocer (violar, irrespetar) el debido proceso ni el derecho a juicio justo.

El conferencista dio a conocer datos superficiales generales de logros alcanzados como resultado del trabajo del tribunal a su cargo, señalando que:

Tomando en cuenta datos desde enero de 2009 a julio de 2015, se ha logrado el reintegro al Tesoro Nacional de  la suma de B/.1,753,233.60 (1 millón 753 mil 233 balboas con 60 centésimos) por lesiones patrimoniales.

En el período antes mencionado, se logró la cautela de 164 fincas, 977 vehículos y 317 cuentas bancarias. Y se mantienen en trámites 284 expedientes cuya presumible lesión patrimonial ascendería a B/.164,740,194.67  (164 millones 740 mil 194 balboas con 67 centésimos).

Que del 1 de enero al 31 de julio de 2015 se han dictado veinte Resoluciones de Cargos (sentencias), lo que representa un monto por la suma de 2 millones 124 mil 333 balboas con seis centésimos.

Un listado de 62 expedientes /para estadística/, revela un detalle conmovedor: la lesión patrimonial de 64 millones 704 mil 946 balboas con 34 centésimos, sólo y exclusivamente en recursos que debieron ser utilizados para la educación nacional.

Un atentado contra la superación académica y profesional de nuestros conciudadanos (de distintas edades y niveles de solvencia /incluidas las más humildes/), perpetrado por delincuentes inescrupulosos que poseen una u otra investidura, responsabilidad o compromiso ante nuestra sociedad.

En cada caso que investiga el Tribunal de Cuentas se estudia la participación de agentes de manejo (empresas/empresarios) y empleados de manejo (funcionarios).