Páginas vistas en el último mes

miércoles, 1 de junio de 2016

Propiciar la armonía entre el ser humano y el medio ambiente

                                                      














Más de trescientos estudiantes de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Panamá (UP), entre ellos integrantes de seis grupos de primer año (incluyendo jóvenes procedentes de Darién) y de la Maestría en Atención Primaria en Salud, acudieron al foro “Salud Pública y Ecología, una Responsabilidad Compartida”.


El evento realizado por el Departamento en Salud Pública de la Facultad de Enfermería, en conjunto con la Alcaldía de Panamá y la Empresa Proyectos y Seguridad  S.A. (PROYSEG),  superó las expectativas.

 
Sin imaginarlo los concurrentes produjeron un ejemplar y productivo diálogo, en el que se hizo docencia acerca de lo que es necesario hacer para propiciar y mantener armonía entre el medio ambiente y el ser humano.


La conciencia de seres humanos que en su vida profesional habrán de realizar tareas y procedimientos inherentes al cuido de la salud y la vida de sus semejantes, fueron terreno altamente fértil para este trabajo sensibilizador.
                                  







                                                            





Aportando conocimientos y experiencia, participaron funcionarios de la Alcaldía de Panamá y empresas consultadas por dicha institución entre ellos, Enrique Vargas, del departamento de Gestión Ambiental; Yarelis Gómez, del Programa “Basura Cero” en el Corregimiento de Bethania; Ricardo Osorio, a cargo Arborización en la entidad alcaldicia; Pablo Ochoa, de Proyectos y Seguridad Panamá.


Por la Universidad de Panamá, en su rol de Coordinadora General del Proyecto de Gestión Integral del Riesgo a Desastres (GIRD) y Adaptación al Cambio Climático (ACC), la profesora Lourdes de Alguero, Directora Ejecutiva del programa Universidad Promotora de Salud (UPS), orientó en cuanto al accionar de las universidades en materia de GIRD tanto a nivel centroamericano como en el ámbito nacional.
                             







                                                            






Plasmó la necesidad de que la UP se mantenga como luz motivadora en torno a  la responsabilidad ante la sociedad. De pensar y actuar más como ciudadanos, que como universitarios.  Quedó claro que no basta recibir conocimientos, sino emprender acciones.  Que la participación de cada uno va ser importante factor del cambio.


El especio permitió meditar en cuanto a que el cambio climático es provocado por la intensificación de la emisión de gases. Que somos los seres humanos quienes con nuestras actividades infringimos impactos negativos y nocivos al medio ambiente.

  
Que es necesario reducir, en lo posible, el uso de papel y el consumo de agua. Empeñarse en programar que, cuando procedamos a abrir la puerta de la refrigeradora, lo hagamos una sola vez para atender varias necesidades (en lugar de abrirla 3,5,7 veces para cada caso).

 
Los conferencistas enfatizaron que debemos focalizarnos en la gestión de riesgo y no de emergencia.


Entrenarnos, trabajar en la prevención, en la resiliencia. Según el caso y la circunstancia: resistir (responder), recuperarse (reconstruir), adaptarse (comprender que ya todo es diferente); prepararnos para que el daño sea menor en las próximas ocasiones.


Mientras que, en muchas circunstancias hay dos o más alternativas, en el caso del planeta que nos sirve de casa común, no las hay. Hipotéticamente, si no conservamos La Tierra “A” no contamos con posibilidad de recurrir  La Tierra “B”.
                            

 












Los estudiantes reaccionaron con una batería de numerosas y variadas interrogantes y sugerencias. Evidenciaron su anuencia a coadyuvar a la concretización de los propósitos declarados en este foro. Incluso a organizar grupos de voluntariado.


En la reunión se conoció que ya 25 estudiantes de la Universidad de Panamá están ejecutando una arborización como labor social con la que deben cumplir los estudiantes. A través de la redacción de esta nota, informamos que los educandos interesados trabajar en esta tarea, pueden dárselo a conocer a la profesora Yinkiria Cheng a través del WhatsApp 62 31 15 12 (sólo en horario hábil hasta las 4:00 p.m.)  
(Redacción y fotos Ángel Molina)