Páginas vistas en el último mes

jueves, 16 de marzo de 2017

Presupuestar significa planificar en lugar de improvisar

                                            




                                                                          
                                                                                (Redacción Ángel Molina / imagen Ricardo Trujillo)Orientaciones acerca de la necesidad de elaborar, periódicamente, un cuadro que refleje el presupuesto familiar o personal, de tal manera que evaluemos u observemos, en cifras frías, la correlación (el peso y contrapeso) entre ingresos económicos y egresos (o gastos), fueron dadas a conocer por Diógenes Ardines, Licenciado en Comercio con énfasis en Contabilidad.


El conferencista, egresado de la Universidad de Panamá, atendió al requerimiento de la Dirección de Bienestar Estudiantil de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles de la Universidad de Panamá, en la que profesionales de Trabajo Social deben contar con alto nivel de conocimiento de este tema, a través del que estarían provistos de suficiente idoneidad para atender a estudiantes que ávidos de superación académica tropiezan con imponentes barreras de limitaciones económicas.


Esta manera de enfocar responsable y científicamente este constante reto, cuya manifestación se deja sentir cada quince o treinta días, es el método con el que nos negamos a relegar a la “suerte” o a la “sorpresa” un asunto revestido de suma importancia para nuestras vidas, pues guarda relación con la atención  y solución de los problemas y necesidades personales/familiares.