Páginas vistas en el último mes

viernes, 14 de julio de 2017

La Danza, arte que sana






Por Doralis Campos

En días pasados se celebró el XII Festival Nacional e Internacional de la Cultura en el Municipio de Otanche Occidente, Boyacá, Colombia, con el lema    “La cultura nos une”. Los bailarines de la mencionada región y de países invitados como Panamá, Costa Rica, Ecuador, Honduras y Chile, se enseñorearon en el Parque de La Paz con diversidad de expresiones culturales de los pueblos hermanos.

Incluyó talleres a cargo de Luis G. Espitia T., psicólogo y especialista en Danzas Modernas, quien compartió lo importante que es para un bailarín  conocer su cuerpo antes y a la hora de danzar. Ser capaz  de trasmitir y expresar emociones. Y, a través de esta manifestación del arte, contribuir a la sanación psicológica, alternativa que  puede servir para tratar  jóvenes en riesgo social.



“Mindfulness”  fue el tema principal y de mayor impacto para todos los instructores. Éste  hace referencia a que es necesario que una persona tome conciencia del momento que está viviendo. Que lo acepte e identifique plenamente, para luego llegar a conclusiones que respondan a las preguntas “qué” y “cómo” actuar. Tomar en cuenta que es posible que, casi todos los días, las personas estén expuestas a una variedad de fuentes de estrés y ansiedad. Frente a estas circunstancias, la danza puede ejerce un efecto de contrapeso.

.Para un bailarín cada movimiento, al momento de danzar, es gratificante. Es conectarse con diferentes emociones que te llevan a mejorar la salud. Además, de constituir una mezcla de disciplina y pasión, es un proceso para aquellos seres humanos que enfrentan situaciones y estados anímicos difíciles.

 La danza ha logrado reportar a hombres y mujeres de distintas edades beneficios en la salud tanto en el aspecto  físico como mental. Danzar es una forma de sentir y de “llevar el corazón en los pies”.