Páginas vistas en el último mes

martes, 27 de octubre de 2015

“Se quedó corto ante tanto talento”









                                         






                                                                      



Manuel Montero, de la Facultad de Arquitectura, Ana Calderón, quien estudia Psicología en el Centro Regional Universitario (CRU) de Azuero y Luis Domínguez, de Administración Pública, obtuvieron -respectivamente- el Primer, Segundo y  Tercer Lugar en el Concurso de Talentos 2015, organizado por la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles (VAE) de la Universidad de Panamá. Alcanzaron este logro de entre  artistas procedentes de distintas unidades académicas, que impactaron con sus virtudes artístico-culturales.

                                       
Manuel Montero
 












                                                                                                              
Ana Calderón















                                 
Luis Domínguez
 




                                                                  

                                                                       



Mireya Navarro, Myrna Castro y Gilberto Santos, estudiosos, trabajadores, profesionales, maestros, promotores de cultura con amplia y reconocida trayectoria/ejecutoria, enfrentaron la difícil tarea de decidir como Jurado de este certamen.


El equipo calificador, el público espectador y la representación de la VAE unidos, en un solo sentir, consideraron que Helen Cadogan (de Comunicación Social); Rosangel Vargas (Humanidades-CRU Veraguas); la Agrupación JAW (de Bellas Artes y Comunicación Social); Paola Medina (de Administración de Empresas y Contabilidad); The Season Group (Bellas Artes) y Ronald Tuñón (de Medicina), hicieron más que suficientes méritos para ser reconocidos como universitarios talentosos.  


Tal despliegue y tal calidad, hicieron que este certamen se quedara corto, en materia de disponibilidad de premios. Y es que cada uno de los nueve competidores, llenó de emoción y de orgullo a la concurrencia al brindar impresionantes expresiones artístico-culturales, con las que revelaron y confirmaron que nuestra universidad es cantera de numerosos talentos en distintos aspectos de vida y actividad humana.


Las presentaciones, estuvieron a cargo de personas que /grupal o individualmente/ se apersonaron al Paraninfo decididos a sonar sus mejores notas (vocal o instrumentalmente); presentar tal coreografía, que hiciese mérito para obtener el primer /segundo/tercer lugar. Y, principalmente, imprimir su propio e indeleble sello con su particular estilo y calidad.


En los intervalos necesarios de pre-competencias y los atinentes a la espera con motivo de las deliberaciones del jurado, se presentó “Danza Urbana”. Además  José Ángel Murillo, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Educación, ganador del Concurso de Talentos del 2014.   


Al margen de las premiaciones formales, el corazón de las distintas barras y del público en general, valoraron al más alto nivel cada una de las nueve presentaciones, que arrancaron tanto emoción y admiración, como deseo de contar premios suficientes para reconocerles, a todos en su justa medida. (Redacción y fotos Ángel Molina)


Prevención, alternativa de vida

Decenas de integrantes de estamentos y unidades de trabajo de la Universidad de Panamá (UP), recorrieron puntos internos y externos de la ‘Ciudad Universitaria Octavio Méndez Pereira’, en memoria de los que perdieron su vida a causa del cáncer y a favor de quienes nos mantenemos en esta morada llamada Tierra: se trata de la caminata para la que se hizo un alto, con el fin de resaltar que, frente a esta temible enfermedad, la prevención es la clave. 


Estudiantes, docentes y administrativos, voceaban y portaban mensajes que hacían alusión al peligro en ciernes de este carcinoma en la Mama o la Próstata, aunque la intención de la actividad exhortativa, se refería a los efectos de este mal en cualquier órgano o sistema del cuerpo humano.
                                                                                            
     











                                                                                                           








                                                                  





                                          







                                                                  




Con manifestaciones, siembra de lazos simbólicos, confección de murales y otras acciones, grupos humanos sensatos, solidarios y embargados de sensibilidad, están llamando a un despertar, a un accionar diligente y a tiempo por parte de sus semejantes, de tal manera que (sin desmayo, sin descuido, sin prejuicios) se den la oportunidad de verificar, con prontitud, si hay en su cuerpo peligrosa presencia de células cancerígenas. Y es que hay numerosos casos en que, la verificación temprana y los tratamientos a tiempo, han salvado (y salvan) vidas.

La caminata culminó en la Colina Universitaria, área que es sede del edificio en el que funcionan las oficinas principales de la UP (rectoría, algunas vicerrectorías, direcciones y otras de carácter académico o administrativo). En el exterior de éste, fuero sembradas estacas portadoras de lazos rosados y azules que son alusivos, respectivamente, a la lucha o prevención contra el Cáncer de Mama y de Próstata. (Redacción Ángel Molina / fotos Ricardo Trujillo y Ángel Molina)    

      

lunes, 26 de octubre de 2015

UP participa en "Caminata de Luz"

 


El pasado sábado 24 de octubre se realizó la “Caminata de luz” organizado por el Despacho de la Primera Dama en la Cinta Costera. La actividad se sumó a la celebración del mes de la cinta rosada y celeste, cuyo objetivo fundamental es concientizar a la población sobre la importancia de realizarse el autoexamen y exámenes generales como medidas de prevención del cáncer de mama y próstata.

Con el lema “Celebremos la vida juntos” profesores y estudiantes de la Facultad de Enfermería de la  Universidad de Panamá, y funcionarios de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles (VAE), se sumaron a esta caminata que culminó con una gran fiesta en la que participaron diversos artistas nacionales que se identifican con esta causa.

En la caminata se hicieron presentes el presidente de la República, Juan Carlos Varela, y su esposa, Lorena Castillo de Varela.



Redacción: Katherene González
Fotografía: Ricardo Trujillo

¿Por qué se celebra el Día del Estudiante"?

Por: Olmedo Beluche
A los estudiantes institutores de ayer, hoy y siempre
Conversando conmigo sobre las tantas plagas que el neoliberalismo y la oligarquía han descargado sobre la educación y el movimiento estudiantil en los últimos años, la educadora que forjó generaciones de institutores y, ella misma nacida del momento más glorioso del movimiento estudiantil panameño, la profesora Diamantina de Calzadilla, me ha sugerido, casi un como un mandato: "hay que explicarle a los jóvenes de ahora cómo surgió la conmemoración del Día del Estudiante".
Ella me lo decía porque sabe que conozco la biografía de Carlos Calzadilla, uno de los fundadores de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), gremio que protagonizó incontables gestas de nuestra historia, en particular de la lucha por la soberanía nacional frente al imperialismo yanqui. Existen dos fuentes imprescindibles para conocer la historia de aquel movimiento a través de la biografía de este dirigente popular: "Historia sincera de la República (Siglo XX)" y "Carlos Calzadilla un patriota consecuente".
El año clave es 1943, en que un soplo de aire fresco fue despejando la bruma del fascismo en Europa, con las derrotas que empezó a sufrir en la Unión Soviética, y una nueva generación de jóvenes impusieron su ímpetu de lucha por la democracia, la autodeterminación de los pueblos, la libertad y el socialismo. La juventud panameña no se quedó atrás y empezó a despejar la modorra tradicionalista de la pequeña ciudad de Panamá, para entrar como actora central de las luchas de las siguientes décadas.
Ese año, empezaban algunos escarceos estudiantiles contra lo que consideraban arbitrariedades de la Dra. Georgina Jiménez de López, primera socióloga panameña, sin que Calzadilla explique en detalle la situación, cuando cayó como una bomba en medio del Instituto Nacional, donde se albergaba la Universidad de Panamá, la noticia de que el apreciado profesor Felipe Juan Escobar, había sido destituido por órdenes del presidente de la república Ricardo Adolfo de la Guardia "porque le negó un saludo".
Había un precedente: el presidente Arnulfo Arias M., en 1940, había destituido nada menos que al Dr. Octavio Méndez Pereira, fundador de la universidad, aduciendo "motivos personales". Así que el capricho y la arbitrariedad de los mandatarios en la administración pública era habitual por aquellos tiempos. Pero la generación de 1943, que pasaría a la historia como la Generación de 1947, por su rechazo a los Tratados Filós - Hines, no iba a permitir más ese tipo de abusos. Por lo que se declararon en huelga.
"Nuestra actitud de declararnos en huelga en apoyo al Dr. Escobar, profesor de Derecho Procesal, y de respaldar el principio de estabilidad de los profesores, a nivel secundario y universitario, provocó el atropello dirigido por el ministro de Educación, Víctor F. Goytía, desde el encarcelamiento, destitución de los estudiantes que desempeñaban cargos en el gobierno y la cancelación de las becas de los que gozaban de ese privilegio, si no asistían a clases".
Pese a la represión, la huelga estudiantil se prolongó por 26 días. La salida que el gobierno buscó, para no desautorizar al presidente restituyendo a Escobar, fue la de conceder la Autonomía y el Cogobierno universitario, mediante un decreto negociado por el asesor del presidente, Diógenes de la Rosa. "Se despojó al Poder Ejecutivo, el derecho a intervenir en el gobierno de la Universidad. El Prof. Escobar fue sacrificado en aras de la estabilidad del profesorado universitario", dice Calzadilla.
Sobre la base de la experiencia de la huelga siguieron organizados y decidieron conformar un Comité Organizador del gremio estudiantil, coordinando con estudiantes de secundaria. Junto a los estudiantes de la Universidad de Panamá, se sumaron los del Instituto Nacional, el Liceo de Señoritas, Escuela Profesional, el Artes y Oficio, la Normal de Santiago y la Escuela Rural de David.
El 1 de febrero de 1944 se reunieron delegados de todas esas escuelas en lo que sería el Primer Congreso, constituyeron la Federación de Estudiantes de Panamá (aunque el acta de proclamación tiene fecha de 27/3/1944), y eligieron a Federico A. Velásquez como su primer presidente.
"... la FEP que surgió como la mejor escuela de formación cívica. En todas las agrupaciones federadas, se estudiaba, discutía y se lograba a cuerdos para poner un alto a la corrupción, exigir el adecentamiento gubernamental, mejor educación como base en la formación del individuo, mayor atención a la solución de los problemas de los grupos mayoritarios y al rescate de la soberanía nacional y aportar soluciones, producto de los más sanos propósitos" (Calzadilla).
Estas palabras explican bien porque la FEP siempre fue vista como enemigo principal por parte de los gobiernos, quienes procuraron reprimir a sus dirigentes, desacreditarlos o corromperlos. Eso explica lo que se ha venido haciendo en las últimas tres décadas de destrucción sistemática de las asociaciones federadas, de represión, persecución a los dirigentes y expulsión con cualquier excusa de los mismos.
Por eso tratan de cerrar el Instituto Nacional, bajo la administración de Martinelli y la actual. Y por eso están arbitrariamente detenidos un grupo de institutores. Por eso la política del MEDUCA ha sido expulsar a los dirigentes políticos y abrir la puerta de las escuelas a los pandilleros, porque estos último se les maneja con plata.
Al año siguiente de la primera huelga estudiantil, ya organizada la FEP, en septiembre de 1944, el ministro de Educación Víctor F. Goytía, quien en su juventud había sido un dirigente "progre" del Movimiento de Acción Comunal, en un intento fallido por abortar el proceso de organización estudiantil, pretendió imponer un "contrato de matrícula", por el que los acudientes de los alumnos se comprometían a que éstos no participarían en reuniones de la FEP, ni en asociaciones estudiantiles.
El movimiento respondió organizado con huelgas y movilizaciones forzando la destitución del ministro Goytía junto con su represivo contrato de matricula, justamente el 27 de octubre de 1944.
Lo cual demuestra la capacidad del movimiento estudiantil de unirse y producir grandes transformaciones nacionales, siempre que se convoque por la vía democrática de la participación colectiva mediante asambleas que debatan y acuerden. Como recientemente se hizo en la Universidad de Panamá en la lucha contra el examen de barra de los abogados, superando dos décadas de actuación vanguardista de pequeños grupos de izquierda que realizaban acciones al margen de la masa estudiantil, a la cual menospreciaban o parecían temerle.
De manera que el Día del Estudiante celebra la destitución de un ministro de Educación, así como la derrota de sus medidas represivas, por parte del movimiento estudiantil organizado y movilizado unitariamente, gracias a la gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá. Cuatro años después de esta lucha, y un año después de la victoria sobre los Tratados de Bases Militares, Filós - Hines, el secretario general de la FEP, Moisés Pianeta, logró de la Asamblea Nacional oficializar mediante una ley el Día del Estudiante.
Panamá, 24 de octubre de 2015.


jueves, 22 de octubre de 2015

¿Cómo ganarle la partida al cáncer de mama?

Importante llamado a mantener constante actitud de sensatez en torno a la salud y a la vida, constituyó la ‘Jornada informativa sobre el Cáncer de Mama’ con énfasis en la promoción de la detección temprana.

La actividad fue organizada por la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles (VAE) de la Universidad de Panamá (UP) a través de la Dirección de Investigación y Orientación Psicológica (DIOP), específicamente la unidad de ésta en la Facultad de Informática, Electrónica y Comunicación (FIEC).
                                   







                                                                        

Decenas de personas de la FIEC y de otras unidades académicas y administrativas, se dieron cita en el Auditorio del Departamento de Inglés para recibir orientación sobre el sensitivo tema.
                                     







                                                                        Tamara Solanilla, profesional en Ciencias de Enfermería, compartió con el público presente sustancioso y apretado resumen acerca de las medidas a tomar para detectar este mal y hacer lo posible por impedir un desenlace fatal a causa del mismo.

Señaló que es importante que, a partir de los 20 años de edad, las mujeres se asesoren con un profesional de la salud, de manera que éste determine qué y cómo hacer según una u otra circunstancia. Luego, poner en prácticas las indicaciones, ya sea practicándose el autoexamen de las mamas todos los meses, o sometiéndose al examen  clínico cada tres años, y/o mamografía (mamograma) anual.

Mencionó que las mujeres, al notar -en las mamas- los cambios que se mencionan a continuación, deben hacerse examinar /de inmediato/ por un doctor en Medicina:

-Una masa, bolita dura o la piel más gruesa. -Hinchazón, calor, oscurecimiento o enrojecimiento. -Cambio en el tamaño o la forma de la mama. –Hoyuelos o arrugas en la piel. - Picazón, dolor, escama en la piel o sarpullido en el pezón. Hundimiento del pezón o de otras partes. -Secreción repentina del pezón. –Dolor reciente y persistente en alguna parte. 
                                               








                                                                      

La psicóloga Yamileth Velásquez, hizo referencia al importante papel que juega el apoyo psicológico en el interior de una persona agobiada por una crisis. Con más razón, cuando una persona siente que su vida está en peligro con motivo de que ha recibido diagnóstico de una enfermedad que es asociada -casi que obligatoriamente- con la muerte.                                           

 





                                                                        


Ivonne M. Rodríguez, quien sobrevivió al cáncer  de mama, es testimonio viviente de que, con la prevención -a tiempo- es posible ganarle “la partida” al cáncer. A ella, en enero de 2014, a dos días de llegar a la temprana edad de 24 años, le resultó positiva la prueba aplicada para confirmar o descartar el cáncer de mama.  

Ella, después de 16 quimioterapias, un año de inyecciones de trastusumab, una operación y 45 radioterapias, pudo gritar a los cuatro vientos “¡soy una sobreviviente! ¡Sobreviví el cáncer!”.

Antes de llegar a ese final feliz, ella se despertaba todas las madrugadas a llorar, a reclamarle a Dios por la prueba que le estaba poniendo y a exigirle que la ayudara a superarla.

La solidaridad y el amor son fundamentales para la recuperación de personas que se encuentran en una situación como aquella en la que se vio sumida. Relató que durante esa crisis siempre encontró palabras de aliento, y hombros donde llorar. “¿Cómo pasar por alto que hubo quienes oraban por mí todos los días con todas sus fuerzas? 

Agregó “debo hacer mención del apoyo más importante: del que estuvo en todo momento, el que nunca me dejó sola, mi hermoso Dios”. “Él me sostuvo hasta el final. Me enseñó el valor de la vida, de la familia y los amigos. Aprendí cuál es la verdadera belleza. Me hizo fuerte”.

“No soy la misma Ivonne. Mi vida sí cambió. Hoy sé lo que es ser feliz. Hoy puedo reconocer lo que es bueno y lo que no. Mis relaciones interpersonales son mejores. Ya no me estreso ni peleo tanto. Soy más comprensiva y cariñosa”. “Esta enfermedad me permitió conocer facetas de mí, que jamás habría descubierto en otras circunstancias, como lo es mi talento para actuar y escribir. Aprendí el valor de la vida y el tiempo, la importancia de una vida saludable; pero, sobre todo, descubrí que soy una mujer verdaderamente fuerte porque superé con valentía esta prueba”. Redacción y fotos Ángel Molina



miércoles, 21 de octubre de 2015

Defensoría del Pueblo realiza campaña de prevención del cáncer en la Facultad de Derecho

 

Estudiantes, docentes y administrativos se reunieron en el vestíbulo de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá (UP) para participar de la campaña de concienciación sobre la importancia de realizar estudios médicos tempranos para prevenir el cáncer.

Es durante el mes de octubre que a nivel nacional se conmemora el mes de la cinta rosada y celeste para prevenir el cáncer de mama y de próstata, respectivamente, y en medio de estas actividades la Defensoría del Pueblo se trasladó a la UP a llevar un mensaje de precaución a la sociedad panameña en general.

La defensora del pueblo y catedrática de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Lilia Herrera, insistió en su mensaje a los estudiantes que es fundamental, para garantizar una buena calidad de vida, prestar atención a las diferentes dolencias y síntomas, y atenderse con tiempo con el médico.

“Los pacientes de cáncer hemos tenido que aprender a vivir con el enemigo interno que es esta enfermedad”, destacó la defensora del pueblo, quien además es sobreviviente de cáncer de mama.

 

La profesora también hizo un llamado a la comunidad universitaria para colaborar con la colecta de fondos que se está realizando a beneficio del Instituto Oncológico Nacional (ION), hospital que atiende a todos los pacientes de esta enfermedad a nivel nacional.

“Nuestra meta es ayudar al ION y sobre todo a aquellas personas que por condiciones económicas no pueden hacerle frente al costo del tratamiento médico para curar este mal”, destacó Herrera.

En el acto se dedicó un minuto de silencio al profesor Ulises Pittí que falleció este año mientras luchaba contra el cáncer.

Los estudiantes Ismael González, presidente del Centro de Estudiantes de Derecho, y Luis Coloma, se dirigieron a sus compañeros para exhortarlos a estar pendiente de su salud, animarlos a llevar una vida sana y realizarse controles médicos de manera periódica.

Finalmente, al son de la canción “color esperanza” de Diego Torres, estudiantes, administrativos y docentes, elevaron oraciones por aquellos que lucharon y luchan con una de las enfermedades de mayor incidencia a nivel nacional, el cáncer.

 



Redacción y fotografía: Ivonne M. Rodríguez





II Gran feria de empleo para estudiantes

 

La dirección de Bienestar Estudiantil de la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles (VAE) realizó una segunda “Feria de empleo” para estudiantes de la Universidad de Panamá (UP). A la actividad se dieron cita reconocidas empresas de los distintos rubros quienes están en busca de los mejores talentos para sus organizaciones.

 

Empresas como Deli Gourmet, Niko’s, ManPower Group, Estascontratado.com, Mc. Donald’s, Fridays y Cinnabon, se hicieron presente de la feria de empleo. Para todas las profesiones y rubros había una oferta laboral. Muchos estudiantes se acercaron a los distintos puestos para informarse y llenar solicitudes de empleo.

 

El programa de inserción laboral de la VAE tiene como objetivo facilitar al estudiantado la búsqueda de empleo y garantizar que las mejores compañías puedan contratar al talento y recurso humano que se prepara para los distintos retos profesionales dentro de las aulas de la UP.




Redacción y fotografía: Ivonne M. Rodríguez

viernes, 16 de octubre de 2015

¡Aprovecha oportunidades de empleo este veintiuno de octubre!

(Redacción Ángel Molina/foto Ivonne M. Rodríguez/Cartel Samuel Castillo) Estudiantes activos y egresados de la Universidad de Panamá, tienen la oportunidad de llenar solicitudes de empleo en distintos puestos que empresas e instituciones mantendrán en la Feria de Empleo, a la que invita “Inserción Laboral”, sección de Bienestar Estudiantil- Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles (VAE).                                                           



















                                                                       












La actividad en la que fuente de empleo y mano de obra conocerán e intercambiarán su oferta y/o disponibilidad, se realizará este miércoles 21 de octubre de 2015, en horario de 9:00 a. m. a 2:00 p. m. en las marquesinas en dirección a las oficinas principales de la VAE, ubicadas al lado de la sucursal universitaria de la Caja de Ahorros y frente a la Facultad de Enfermería.    

Los estudiantes deben portar un ejemplar de su ‘hoja de vida’ o currículum que debe ser entregado (con suficiente información) en los puestos de atención que serán habilitados para propiciar contactos, acuerdos y contratos. El educando podrá fotocopiar el documento según la cantidad de plazas de empleo que logren despertar su interés  

Las personas interesadas en participar en esta actividad deben llamar a los teléfonos 523 5392 y 523 5384. O acceder a la dirección de correo  bancodedatosvae@yahoo.com; también a www.vae.up.ac.pa