Páginas vistas en el último mes

viernes, 20 de mayo de 2016

“El legado lingüístico de África”


 


“¿Cuántas veces no hemos escuchado que le dicen a un afrodescendiente que no sabe hablar correctamente el inglés o español por su acento?”, con esta pregunta de análisis se inició la conferencia magistral de la Dra. Adriana Maya, catedrática de la Universidad de Los Andes (Colombia).

La conferencia y conversatorio se realizó este viernes 20 de mayo en el Salón de Profesores de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá. La actividad que tuvo mucha concurrencia de estudiantes y profesores universitarios, tenía como eje central de discusión  “Las lenguas originarias criollas meridionales de América”.




El público pudo viajar a través de la historia narrada por la profesora Amaya, y haciendo uso de su imaginación, por la vivencia de los pueblos oriundos del África al ser traslados a América producto de la comercialización de esclavos. Las primeras movilizaciones de esclavos se iniciaron entre los años 1533 y 1580, procedente de la región de Senegambia, lo que hoy conocemos como Senegal, Gambia y Angola.

Fueron un total de 32 naciones embarcadas hacía América, específicamente al puerto de Cartagena de Indias, Colombia, y quienes posteriormente se dispersan por el istmo de Panamá (Portobelo) y algunos lugares de Venezuela. Este grupo estuvo divido en tres grandes grupos: Yolofos, Fulos y Mandingas. Estas poblaciones fueron islamizadas producto de la expansión del imperio de Sunjata Keita, por lo que en su lengua había influencia del árabe.

“A América no llegaron negros de la manera generalizada a la que se refieren por su color, si no que llegaron pueblos distintos, con culturas y características diferentes”, explica la colombiana a los asistentes. 




El segundo grupo que llegó a América fueron los Bantúes, quienes eran provenientes del Reino del Kongo. Esta población arropaba en su seno a los Vilis de Longos; Anzios, mejor conocidos como Teké; a los del Congo y Angola. Producto del contacto de estos pueblos con los colonizadores portugueses, que fueron los que los trajeron principalmente al nuevo continente, se crea la lengua del “Pidgin”.

Otro gran grupo eran los Yoruba, descendientes de Odudua, y de los que se desprenden: Xangó, Yemanxá, Exú, Eggun y Oxum. Estos grupos tuvieron mayor influencia en los países del Caribe americano, según explicó la Dra. Amaya.




“De lo que se trata es comprender que todas las formas de discriminación hacia los afrodescendientes deben ser eliminadas de nuestras sociedades. No es que estos grupos no hablen bien el inglés o el español, es que producto de sus orígenes ellos tienen una lengua particular para comunicarse”, precisó la investigadora colombiana.

Por su parte, la profesora e historiadora, Agatha Williams, resaltó que era momento de romper el esquema de la educación tradicional que solo se centra en la enseñanza de la historia desde la perspectiva europea y empezar a promover el estudio de la historia de África para adentrarse en la comprensión total de la negritud y sus culturas.



Redacción: Ivonne M. Rodríguez
Fotografía: Samuel Castillo