Páginas vistas en el último mes

martes, 26 de julio de 2016

¡Convoquemos el Segundo Congreso Estudiantil Bolivariano!


Impera en nuestro país -y en otras latitudes del mundo- la necesidad de restaurar la memoria de la dignidad. Así mismo, de rescatar valores y sentimientos de amor a la patria y sensibilidad respecto a nuestros semejantes. Esta afirmación es válida y es aplicable en (a) diversidad de aspectos de la vida.                                                                                     
                                                                        En esta oportunidad, nos referimos a dos importantes acontecimientos históricos que están íntimamente relacionados:


-Al Congreso Anfictiónico de Panamá convocado por Simón Bolívar, que /celebrado entre junio y julio de 1826/ buscaba forjar la unión o confederación de América. Y,

-Al Congreso Estudiantil Bolivariano, organizado por la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), queriendo conmemorar así, el centenario del malogrado Congreso Anfictiónico de Panamá que en 1826.                                                                  

                                     

                                                                      


Ambos fueron efectuados en la Ciudad de Panamá. La sede de éstos fue el Salón Bolívar (del actual edificio de la Cancillería de la República): El objetivo principal era el mismo: la integración de las naciones y pueblos de América.

Sobre estos importantes eventos, traemos a colación unas líneas redactadas por Pedro Rivera Ramos:

Cuando nuestra República contaba con solo veintitrés años de existencia, la Federación de Estudiantes de Panamá convocó y realizó entre el 22 al 26 de junio de 1926, el Primer Congreso Estudiantil Bolivariano.

Este Congreso que fue presidido por Octavio Méndez Pereira, sesionó en el Aula Máxima del Instituto Nacional y en la sala capitular del convento de San Francisco. La historia recoge que asistieron alrededor de treinta y seis delegaciones, principalmente latinoamericanas, además de los Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.

De modo que (…) en ocasión del noventa aniversario de tan trascendental cita continental, nuestra Universidad, que aún para aquella época era solo una aspiración de un puñado de soñadores, encontró en ese encuentro una fundamentación más completa de su necesidad imperiosa.

Rivera Ramos sostiene que es precisamente esta Primera Casa de Estudios Superiores, la que debe asumir como iniciativa institucional, la convocatoria del Segundo Congreso Estudiantil Bolivariano.

Luego de citar las palabras de este conciudadano, esta redacción secunda como acertada y afortunada esta sugerencia, considerándola como un reto para los integrantes del reducto de panameños que integran (sin etiquetas, ni tintes) las filas de patriotas e internacionalistas. Redacción Ángel Molina, imágenes Ricardo Trujillo